Introducción

Cuando en el año 2011 iniciábamos la Primera Semana Musical, no podíamos imaginar que llegaríamos tan lejos. Gracias al apoyo de todos, en especial del pueblo de Nàquera, su Ayuntamiento y la Concejalía de Cultura, el equipo de personas que formamos “Nàquera Sona” hemos podido ir aumentando en cada edición la oferta de actividades a desarrollar, si bien, no ha sido, y no lo es, tarea fácil. Empezamos en un momento poco propicio para emprender cualquier nuevo proyecto, en pleno auge de una crisis económica que resultó ser también una crisis social, y que se ensañó con la Cultura, con continuas noticias de orquestas en riesgo de cierre, teatros que desaparecían, escuelas en dificultades y ayudas públicas que se cancelaban. La Semana Musical “Nàquera Sona” no fue una excepción. Si hemos podido llegar hasta la presente edición, ha sido gracias al total y desinteresado apoyo de todos los que formamos parte del festival, que consideramos, unánimemente, nuestro proyecto común.

El objetivo que nos propusimos al inicio queda lejos aún de cumplirse, situar a Nàquera en el panorama musical y cultural nacional que creemos firmemente que le corresponde, tanto por su pasado como por su presente, y allanar el futuro a los que nos seguirán. Contamos en Nàquera con un enclave privilegiado, montañas de tierra roja que contrastan y resaltan el verde intenso de los pinos y carrascas, sendas en las que perderse solamente por el placer de disfrutar de las vistas, y por encima de todo, contamos con nuestro principal activo, su gente. Tenemos la fortuna de tener una historia rica y llena de ejemplos a seguir, que generación tras generación han llevado el nombre de nuestro pueblo por todo el mundo. Todos estos músicos, científicos, pintores o políticos, por poner algunos ejemplos, han sido y son nuestro principal valor y, si nos permiten el símil económico, un valor de exportación del que nos enorgullecemos. Nosotros nos preguntamos en su día: ¿Por qué no traer de vuelta esos valores? ¿Por qué no crear un espacio en el que todo el talento que tenemos pueda mostrarse en su propia casa? Y aún más, ¿Por qué no hacer de esas personas un centro de gravedad que atraiga a otros talentos a nuestro pueblo, haciendo que Nàquera no sea solamente una palabra en un currículo y enriqueciendo de muchas formas a todos nosotros? Es un proyecto ambicioso, de futuro y no exento de dificultades, en el que creemos que todo el mundo tiene cabida porque todo el mundo sale beneficiado y que, quizá de manera no siempre acertada, con nuestras limitaciones y errores, les ofrecemos a todos ustedes para que lo hagan suyo también, crean en él y nos ayuden a llevarlo a cabo.

Creemos firmemente que la cultura no puede ni debe apartarse o ser alejada de la sociedad y de las circunstancias que la conforman, sino que debe acompañar y servir de guía a dicha sociedad para mejorarla, individual y colectivamente. Por ello, ha sido, es y será siempre nuestra intención el contar con los mejores profesionales, todos ellos de reconocidísimo prestigio, con una trayectoria profesional envidiable y con unos valores humanos excepcionales, cualidades que creemos deben ir siempre unidas y que tratamos de transmitir a nuestros alumnos en las clases y a nuestro público en los conciertos, exposiciones y actividades.

No nos queda más que dar las gracias a todo el pueblo de Nàquera por el apoyo que recibimos, a las asociaciones locales, al Ayuntamiento y a la Corporación en pleno, a la Concejalía de Cultura y a todos y cada uno de los que a lo largo de todos estos años han colaborado y a buen seguro, seguirán colaborando mostrándonos su cariño por este pequeño proyecto que todos ustedes convierten en grande en cada edición.

Muchas gracias a todos.

Asociación Histórico Cultural de Nàquera.